sábado, 1 de abril de 2017

TAI - Dieta de máxima energía

¿Es posible aumentar el rendimiento físico a base de la alimentación? Pues bien, no solamente se puede aumentar un 100% la eficacia de un deportista mediante la alimentación, sino que no se puede aspirar a conseguir grandes marcas sin tomar una alimentación correcta.

  Sería ideal poder disponer de un alimentación, saludable y reparadora que al mismo tiempo, nos proporcionase más energía para la práctica del Judo y el deporte en general. Existen comidas más energéticas que otras, algunas de efecto inmediato y otras que nos suministran energía de reserva, por lo que es importante conocerlas por parte de aquellos que desean alcanzar un alto rendimiento deportivo.

  En este tipo de dieta lo importante no es el número de calorías (que por supuesto ha de ser alto), sino sus componentes. Las calorías son imprescindibles para la vida, la salud y el buen rendimiento deportivo. Sin calorías no hay vida, prueba de ello es el hecho de que cuando caemos enfermos sube la temperatura para combatir la enfermedad, y cuando morimos perdemos todo nuestro calor. La sociedad actual está en guerra contra las calorías más por intereses comerciales que por otra cosa; se fuerza a que la gente coma más carne (más cara), en lugar de cereales o legumbres (más baratos).

  Lo que a continuación se va a exponer se puede comprobar y bastará comer un día de entrenamiento lo que se indica y otro la alimentación tradicional a base de carnes y grasas mezclados con hidratos de carbono y verduras. La diferencia es tan grande en la sensación de fuerza y energía que lo más probable es que nunca se vuelva a la antigua. Es interesante pesarse antes de comenzar el régimen y comprobar que, no solamente no se engorda sino que incluso se baja de peso, al mismo tiempo que la energía se incrementa de forma espectacular.

  La unión de los hidratos de carbono y las grasas es el mayor error que existe en la alimentación de un deportista, y por un motivo fácil de entender: el alcohol es un líquido fácilmente inflamable, de combustión rápida y que apenas deja residuos. Si este alcohol lo unimos a una parte de grasa automáticamente se vuelve reacio a la combustión y esta quema se hará con dificultad y lentitud, dejando cantidad de humo y residuos. Lo mismo sucede en el cuerpo humano cuando trata de combustionar y por tanto aprovechar, un hidrato de carbono (patatas) mezclado con una grasa (aceite). La cosa empeora si las grasas son de origen animal.

  Para comprobar esto no hay nada más que comer un día patatas al vapor de primer plato, tortilla de espinacas de segundo y de postre muesli con leche desnatada. Además del gran rendimiento deportivo que notaremos ese día, una hora después de comer tendremos el estómago vacío, cosa que indica que el proceso metabólico se ha realizado en este corto espacio de tiempo. Unos días después se come fabada de primero, chuletas de cerdo de segundo y un flan rematado con un café. La diferencia será tan grande que hará que se modifiquen nuestros hábitos alimenticios; al menos cuando toque ir a entrenar. Lo importante, es separar los hidratos de carbono de las grasas, procurar que aquellos sean sin refinar, y que las grasas sean de procedencia vegetal, nunca animal.

ALIMENTOS IMPRESCINDIBLES PARA JUDOKAS

Patatas (cocidas al vapor, nunca fritas), pan integral diario, pastas de todo tipo pero sin añadirles chorizo o picantes, arroz integral, cereales integrales (en el desayuno muesli) y leche desnatada o sustituto.

ALIMENTOS COMPLEMENTARIOS PARA JUDOKAS

Queso bajo en grasa, yogur desnatado, legumbres (judías, lentejas, guisantes, pero sin grasas animales), clara de huevo, pollo, conejo y pescado (mejor al vapor, nunca fritos); frutos secos, salvo el cacahuete, verduras y hortalizas, frutas.

ALIMENTOS QUE RESTAN ENERGÍA AL JUDOKA

Aceitunas, cacahuetes, queso graso, todos los embutidos, el foie-gras, la carne de cerdo, la carne de cordero y en menor proporción la de vacuno y la de caza, así como la mantequilla (mucho más si la utilizamos para freír).

UNA COMIDA PARA UN DÍA DURO DE ENTRENAMIENTO

· Desayuno:
- Muesli con abundante leche desnatada o sustituto, endulzado con miel. Si pensamos que nos vamos a quedar con hambre comeremos algo de fruta, algún fruto seco o rebanada de pan integral con membrillo.

· Comida:
- Primer plato: patatas cocidas al vapor sin aliñar. Segundo plato: caballa en conserva o cocida al vapor acompañada de guisantes o zanahoria rallada. Postre: fruta (manzana, uva o pera) y un trozo de plumcaque. Todo ello acompañado de una ensalada a base de remolacha, apio y brécol, aderezada con vinagre de manzana y sal marina. Si aún se desea más, tomar una infusión templada de menta, romero y salvia, aunque se puede conseguir más energía si utiliza té gingseng con eleuterococo.

· Cena:
- Tortilla de espinacas, arroz integral con leche y un té de melisa.

ALGUNAS RECOMENDACIONES

· Coma  en la medida de lo posible los alimentos crudos o cocidos al vapor, procurando siempre ingerirlos  de la forma más próxima a como la naturaleza nos lo ofrece.

· Procure comer todos los días de fuerte entrenamiento patatas al vapor y pastas. El desayuno a base de muesli también es imprescindible.

· Mastique la comida y deshágala en la boca antes de tragarla.

· Beba solamente agua y no espere a tener sed para hacerlo. En momentos de fuerte entrenamiento necesitará hasta 5 litros diarios o más.

· En épocas de frío tome a menudo judías, guisantes y lentejas, son muy nutritivas y altamente energéticas, pero no añada grasas animales.

· Nunca utilice mantequilla para cocinar.

EJEMPLOS DE ALGUNAS COMIDAS PARA LOGRAR LA MÁXIMA ENERGÍA

· COMIDA 1
- Desayuno: Cereales integrales con leche desnatada y medio plátano.
- Comida: Patatas hervidas al vapor. Ensalada de remolacha, apio y brécol. Fruta.
- Merienda: Pan integral con mermelada o dulce de membrillo.
- Cena: Pizza y ensalada.

· COMIDA 2
- Desayuno: Pan integral con mermelada. Leche desnatada o sustituto.
- Comida: Lentejas con verduras. Ensalada mixta. Zumo de frutas pero de licuadora.
- Merienda: Queso fresco con pan integral.
- Cena: Arroz integral. Ensalada. Helado o pudding.

· COMIDA 3
- Desayuno: Muesli con leche descremada.
- Comida: Espaguetis, pescado cocido y ensalada. Fruta.
- Merienda: Pan integral con mermelada de albaricoque.
- Cena: Puré de patatas, caballa en lata y natillas.

  Éstos son algunos ejemplos de la dieta correcta para lograr el máximo rendimiento deportivo. Hay que combinarlos a gusto de cada uno, pero sobre todo no hay que cometer el error de creer que las proteínas proporcionarán energía y utilizarlas como elemento restaurador.


  No hay que olvidar que el cacao, las aceitunas, la mantequilla y los cacahuetes restan energía, y que el bocadillo de pan blanco con chorizo o jamón es la peor solución para empezar a entrenar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario