martes, 22 de febrero de 2011

SHIN - El roble y el sauce

 Érase una vez, hace mucho tiempo, un hombre que miraba por la ventana de su casa cómo caía una terrible tormenta de nieve. Temía por los árboles de su jardín, que podían resultar dañados con ese mal tiempo. 

 Dos eran sus preferidos; uno era un frondoso roble, alto y fuerte. El otro era un joven sauce, de delgadas ramas, que se movían con las ráfagas de viento.  La nieve caía con fuerza sobre los árboles, amontonándose sobre sus ramas. El hombre confiaba en que la dureza de la madera del roble le haría resistir los embates de la tormenta. Sin embargo, pensaba que el pequeño sauce saldría peor parado.

  Observó que las flexibles ramas del sauce se iban inclinando a medida que aumentaba el peso de la nieve que caía sobre ellas. Y cuando el peso era superior a la resistencia de la rama, ésta cedía y dejaba caer la nieve al suelo. Una vez libre del peso, la rama volvía a su posición natural. De ese modo, las ramas del sauce no se rompían sino que cedían al empuje de la nieve, gracias a su flexibilidad.

  Por el contrario, las fuertes ramas del poderoso roble no cedían. Su madera era dura, y la nieve que caía sobre ellas se iba amontonando cada vez más. Hasta que llegó un momento en que el peso de la nieve venció la resistencia del árbol, y con un estrepitoso crujido varias ramas, las más grandes, se desgajaron del tronco. Poco después se romieron otras ramas menores, de modo que el pobre árbol quedó gravemente dañado.

  Cuando la tormenta de nieve pasó, el hombre salió al exterior a observar los árboles, maravillado de que la flexibilidad del sauce, cediendo a la fuerza, le permitiera salir indemne; mientras que el roble, que resistió con fuerza el empuje de la nieve, al final resultó destrozado por una fuerza superior. Y de ahí, nació el principio de la no-resistencia, ceder a la fuerza del contrario para vencerle.

  Ese es un principio del antiguo Ju-jutsu, y que luego se convirtió en uno de los conceptos esenciales del judo. De hecho, Ju-do significa, literalmente,  camino de la suavidad o de la flexibilidad.

KUREBA MUKAE SAREBA OKURU 
Cuando el oponente viene recíbelo, cuando él se va échalo fuera”.

sábado, 19 de febrero de 2011

GI - Harai-tsurikomi-ashi: barrido con acción de pesca

  Harai-tsurikomi-ashi significa barrido con acción de "pesca". Es la sexta técnica del segundo grupo del Gokyo y consiste en desestabilizar al oponente con un movimiento de elevación, y luego barrer su pierna por debajo de él.

  Es muy parecida a Sasae-tsurikomi-ashi. La diferencia estriba en que en Sasae-tsurikomi-ashi se bloquea el tobillo, y en ésta se barre, por lo que conviene aplicarla en el momento en que Uke retrocede, al contrario que en Sasae-tsurikomi-ashi, que se aplica cuando éste adelanta su pie.


PUNTOS IMPORTANTES

· Hay que estirar completamente el cuerpo de Uke, inclinándolo hacia adelante.

· Se debe barrer con la planta del pie e impulsar con el abdomen. Así se unen todas las fuerzas de todo el cuerpo; si no se hace así, se doblará la cadera, con lo que las fuerzas del cuerpo no actuarán al unísono.

· El pie de apoyo de Tori estará flexionado sobre la punta; en caso contrario, si se apoya en el talón, automáticamente se doblará la cadera, lo que hará que se pierda el equilibrio.

· La mano izquierda, al principio, tirará en dirección paralela al suelo; pero en el momento en que se barre, se debe tirar de repente hacia abajo, con lo que resultará un movimiento circular que hará voltear al adversario.



martes, 15 de febrero de 2011

TAI - La ciencia y el Judo: la palanca

 Una palanca puede ser cualquier objeto rígido que girando sobre un punto de apoyo vence la resistencia sobre la que se aplica (un cuerpo, o una masa) incrementando la potencia de una fuerza dada. 

  Este incremento de potencia se debe a la acción primordial del "punto de apoyo", y a la del "brazo de potencia" -distancia del punto de apoyo al de aplicación de la fuerza-. En Judo, la palanca está constituida por el propio brazo, la pierna, el tronco, etc. buscando el punto de apoyo en el cuerpo del oponente para realizar las diferentes técnicas.
  
  El fundamento de las técnicas de Judo es muy simple: aprovechar la fuerza del contrario, aplicar la ley de la palanca y lograr derribarlo aunque su fuerza sea mayor. La ley de la palanca tiene muchas aplicaciones en la práctica del Judo, ya sea para proyectar o para aplicar una luxación, buscando siempre el mayor brazo de potencia, es decir, aplicando la fuerza lo más lejos del centro de gravedad o del punto de apoyo sobre el oponente al realizar técnicas como Seoi-nage, Tsurikomi-goshi, O-goshi, Juji-gatame, etc. 

"Dadme un punto de apoyo y moveré el mundo" 
Arquímedes S. III a. de J.C.


viernes, 11 de febrero de 2011

SHIN - El maestro y el alumno

  Durante el Sochu-geiko, al terminar la última clase de Judo, ese día de verano, mientras el maestro realizaba unos estiramientos en el Tatami, se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo:

- "Sensei, lo que más me alegra de haber terminado el entrenamiento de verano es que no tendré que soportar más sus duros entrenamientos y podré descansar de verle esa cara severa y  aburrida".

El profesor miró al alumno por un instante y en forma muy tranquila le preguntó:

- "¿Cuando alguien te ofrece algo que no quieres, lo recibes?"

El alumno quedó desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta.

- "¡Por supuesto que no!", contestó de nuevo en tono despectivo el muchacho.

- "Bueno", prosiguió el profesor. "Cuando alguien intenta ofenderme o me dice algo desagradable, me está ofreciendo algo, en este caso una emoción de rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar."

- "No entiendo a qué se refiere", dijo el alumno confundido.

- "Muy sencillo", replicó el profesor. "Tú me estás ofreciendo frustración, rabia y desprecio, y, si yo me siento ofendido o me pongo furioso, estaré aceptando tu regalo. Y yo, amigo mío, en verdad prefiero obsequiarme mi propia serenidad."

- "Muchacho", concluyó el profesor en tono gentil, "tu rabia pasará, pero no trates de dejarla conmigo, porque no me interesa. Yo no puedo controlar lo que tú llevas en tu corazón, pero de mí sí depende lo que yo cargo en el mío."


"Insultos o halagos, que te dejen tan imperturbable como la brisa de aire al abeto". Buda

martes, 8 de febrero de 2011

GI - Katate-jime: estrangulación con una mano

  Katate-jime significa estrangulación con una mano y es una de las técnicas de estrangulación más contundentes y efectivas que hay en Judo.

  En esta técnica Uke se encuentra en decúbito supino con Tori a su derecha. Tori pasa el brazo izquierdo sobre el cuello de uke y agarra la solapa más lejana con el pulgar por dentro.  

 A continuación coloca el borde cubital del antebrazo izquierdo sobre el lado izquierdo del cuello del Uke y ejerce presión sobre la tráquea y el  área de la arteria carótida de ese lado, ayudado por la mano derecha que tira hacia tori hasta lograr la sumisión.

  Cuando hablamos de Kata-te-jime, lo hacemos de una estrangulación respiratoria que se realiza con la parte exterior del antebrazo (cúbito), y se puede poner la mano o bien en el hombro o bien en la solapa de nuestro adversario, el cual debe estar boca arriba. Parece ser que la diferencia entre katate-jime y Hadaka-jime estriba en que en una utilizaremos el cúbito y en la otra el radio. Nada tiene esto que ver con estrangular con una mano o no, ya que muchas estrangulaciones se pueden realizar con una mano como por ejemplo algunas variantes de Okuri-eri-jime

  Hay que tener en cuenta que todas las estrangulaciones que se realizan con una mano no son todas  precisamente Katate-jime. En Okuri-eri-jime o Kata-ha-jime, la solapa de uke es un instrumento clave para la presión; es decir, aunque la mano de Tori no esté precisamente sobre los vasos sanguíneos, si logra presionar con la solapa (como si fuera una soga), se trata de la referida técnica. Mientras que en Katate-jime dicha solapa no interviene directamente para estrangular, sino que sirve como punto de apoyo para ejecutar la presión con el borde cubital del antebrazo.




jueves, 3 de febrero de 2011

TAI - Seiryoku Zenyo Kokumin Taiiku no kata

  El Seiryoku Zenyo Kokumin Taiiku no kata (kata de la educación física nacional de máxima eficacia) son una serie de ejercicios físicos y mentales que forman parte del Judo. Su objetivo es el de promover el desarrollo de cuerpos y mentes fuertes y sanos. Su práctica regular contribuye a un desarrollo físico armonioso y al aprendizaje de las técnicas de ataque y defensa con brazos y piernas de una forma útil e interesante.

  Esta Kata se desarrolló en 1924 como una forma de educación física para el pueblo en general. Está basada en los ideales de Jigoro Kano de Seiryoku-Zenyo, el propósito de esta kata era animar a los aprendices a ser más conscientes de su condición física, del movimiento y promocio- nar un desarrollo fisiológico racional, asi como habilidades para la defensa personal.

Tandoku-renshu 

Es un trabajo que se realiza en solitario, sin un compañero. Se trata de una serie de ejercicios en forma de golpes de brazos y piernas diseñados como una gimnasia para el fortalecimiento principalmente de los músculos y articulaciones (tendones en particular) y como un estudio del Atemi-waza (técnicas de golpeo). 

  Hay tres niveles de ejecución: el primero se basa en la posición correcta, tratando de eliminar los movimientos innecesarios, especialmente de la cabeza, que es crucial para mantener una postura correcta. El segundo nivel se basa en buscar la fuerza en los golpes, y en el último nivel hay que buscar el "rebote" en los golpes (un movimiento similar a un chasquido de látigo), este último aspecto es el más importante para fortalecer las articulaciones correctamente.

  Cada ejercicio se repite varias veces (de cinco a diez) durante la sesión de entrenamiento, especialmente en el calentamiento inicial y también en el enfriamiento final. Todos los grupos de ejercicios parten de la posición fondamental Shizen-hon-tai. En casi todos los movimientos se debe mantener el peso en ambas piernas y mantener la mirada sobre la mano o el pie que golpea (a excepción de los golpes hacia atrás y dobles). Todos los golpes tienen que ir acompañados de una pequeña exhalación (inhalación entre un golpe y otro) y de espíritu, golpeando como si se estuviese atacando a un enemigo real.

  "La vida es la lucha para que prevalezca el bien... El enemigo más formidable, que se opone al bien, es invisible y está escondido en el fondo de nuestros corazones, se trata de nuestro egoísmo. Para escapar del mal pula su mente como si fuera un espejo, haciendo los ejercicios como si se tratara de un combate contra el mal  y también contra el enemigo invisible que dificulta el camino, porque eso le ayudará  a crecer física y moralmente".

Jigoro Kano (1860-1938)