sábado, 31 de diciembre de 2016

GI - Judo olvidado: Tama-guruma (rodar la bola)

En palabras del maestro Kyuzo Mifune:  


Hace falta mucha fuerza y estar muy cerca del oponente para poder proyectarlo por encima de la cabeza mediante un Seoi-nage o Kata-guruma. Dediqué mucho tiempo y esfuerzo para encontrar una forma de poder proyectar bien al oponente utilizando solo el impulso, y este fue la técnica resultante.

Forma 1

  Si tu compañero y tú os estáis agarrando en la postura natural derecha, baja tu cuerpo y coloca la rodilla izquierda en el suelo mientras le desequilibras hacia delante a la derecha. Pon en contacto el dorso de tu mano derecha con su rodilla para arrebatarle su espíritu ofensivo. Entonces, baja la mano izquierda (con la que sujetas la manga derecha) formando un arco y le harás caer por encima de tu cabeza hacia delante a la izquierda. 

Forma 2

  Si el compañero adelanta la pierna izquierda para evitar perder el equilibrio, baja tu rodilla derecha y flexiona la pierna izquierda. Ejecuta la técnica rápidamente como se ha explicado anteriormente y le harás caer hacia adelante a la izquierda sin problemas.



sábado, 17 de diciembre de 2016

TAI - Músculos importantes para Judokas

BÍCEPS - Recoge el brazo. Es el músculo, junto con los dorsales y abdominales, más importante en los Judokas. Es antagonista del tríceps y se utiliza para movimientos de tracción.

TRÍCEPS - Extiende el brazo. Mayormente se utiliza en movimientos de defensa, repulsión y salida en Judo suelo.

TRAPECIO - Eleva el hombro y lleva la cabeza adentro y atrás. Trabaja en sinergia con el deltoides para elevar el brazo. En Judo hay que desarrollarlo para los desequilibrios y salidas en puente.



FLEXORES Y EXTENSORES DE LA MANO - Muy importante su desarrollo en los Judokas para las técnicas de agarre.

DORSALES - Sirven para inclinar la columna vertebral y mueven los brazos hacia atrás. Es un músculo importantísimo para los Judokas para traccionar e inmovilizar.

OBLICUOS - Elevan la pelvis y rotan el tronco a ambos lados. Están en sinergia con los lumbares en la misión de mantener el tronco vertical.

GLÚTEOS - Los músculos más olvidados de todos y, sin embargo, necesarios para extender el muslo sobre la pelvis y hacer que roten hacia afuera. Por este motivo, hay que fortalecerlos para lograr eficacia y potencia en técnicas como O-soto-gari, Harai-goshi o Uchi-mata.

BÍCEPS CRURAL - Flexionan la pierna y extienden el pie en sinergia con los gemelos. Es necesario trabajarlos para las técnicas del Judo.

ESTERNOCLEIDOMASTOIDEO - sirven para girar la cabeza. Es un músculo de vital importancia en el Judo a la hora efectuar las rotaciones de la cabeza al proyectar.

PECTORALES - Extienden el brazo y lo llevan hacia adentro, fijándolo. Trabajan en sinergia con los dorsales y nos sirven, como el tríceps, para movimientos de defensa, repulsión y salida en Judo suelo.

DELTOIDES - Eleva el brazo y lo aleja del cuerpo, fijando, al mismo tiempo, la articulación del hombro. Se utiliza para movimentos de tracción y elevación.

ABDOMINALES SUPERIORES - Acercan el tórax a la pelvis, mantienen el tronco vertical y dan potencia al proyectar. Trabajan en sinergia con los lumbares, oblicuos y abdominales inferiores. Imprescindible su desarrollo en los Judokas.

ABDOMINALES INFERIORES - Sirven para elevar las piernas y, en sinergia con los superiores, mantienen el tronco en vertical. Son de una importancia secundaria para los judokas, que deberán concentrarse principalmente en los superiores.

ADUCTORES Y ABDUCTORES - Mantienen la separación y abertura de las piernas. Es necesario trabajar su musculación para mejorar los desplazamientos y las técnicas de pierna.

CUÁDRICEPS CRURAL - Estiran la pierna en sinergia con los gemelos. Es el músculo más importante para las técnicas tipo Seoi-nage.

GEMELOS - Elevan los pies y levantan el cuerpo. Ayudan a mantener la pierna extendida en técnicas como Uchi-mata y Harai-goshi.


sábado, 19 de noviembre de 2016

SHIN - Lo que realmente importa

  Un artesano de Edo se ganaba la vida grabando en su tienda los objetos que le llevaban. Con más de cuarenta años, conservaba un cuerpo fuerte y poderoso que le daba una apariencia temible.

Un hombre, que no parecía tener más de treinta años, entró un día en su tienda para encargarle un grabado.  El hombre era grande, de aspecto gallardo, pero eran sobre todo sus ojos los que atraían la atención.  Sin embargo, su mirada fascinante como la del águila expresaba ese día una profunda tristeza. El artesano no tardó en preguntarle:

- Perdone mi curiosidad señor, pero ¿no es usted Matsunaga, el célebre profesor de Ju-jutsu?

- Sí, en efecto, ¿por qué?

- Estaba seguro de ello, exclamó el grabador, mire, hace mucho tiempo que espero poder tomar lecciones de Ju-jutsu con usted.

- Imposible, ya no enseño.  Ni siquiera quiero oír hablar de Ju-jutsu -tal fue la pasmosa respuesta de Matsunaga.

- No comprendo.  Usted es sin embargo el instructor de artes marciales del jefe del clan.

- Lo era.  Precisamente el jefe del clan es el que me ha quitado las ganas de enseñar.

- Pero usted es uno de los mejores profesores del país.  No comprendo.

- Sin embargo es simple.  El jefe del clan tiene enormes defectos en su práctica.  Su vanidad le impide reconocerlos y su negligencia corregirlos.  Yo no sabía que hacer con él.  La última vez le pedí que me atacara con el fin de corregir sus defectos.  Me atacó, lo cual no habría hecho un principiante, con un salto y una patada.  Le cogí en pleno vuelo y cayó rodando al suelo, casi desmayado.  Así es como he perdido mi empleo.

- Ya me doy cuenta... Pero no se preocupe, seguramente volverá a tomarle a su servicio.  Difícilmente podrá encontrar un instructor mejor que usted.

- No creo que quiera perdonarme. De todas maneras, he decidido no enseñar más.

- Eso es estúpido. Usted debería saber que hay altos y bajos en la vida. Además tengo la firme intención de tomar lecciones con usted.

- No cuente conmigo -cortó secamente Matsunaga-, y además, un experto como usted no necesita recibir lecciones.

Efectivamente, el grabador era también un experto de gran renombre.

- ¿Y usted que sabe? -insistió el grabador-.  Tiene quizá mucho que enseñarme.

- ¡Empieza usted a irritarme seriamente! -exclamó Matsunaga.

- ¡Bueno, ya que no acepta el darme lecciones, al menos me acordará usted un combate!

- ¿Cómo? ¿Se encuentra usted bien?

- ¡No me diga que tiene miedo... ! ¡Tenga por seguro que no será tan fácil hacerme morder el polvo como al jefe del clan!

- Parece ser que usted es muy fuerte, pero ¿no cree que está jugando un juego peligroso? ¿Ha pensado en los riesgos de un combate que se desarrolla entre la vida y la muerte? ¡Conoce sin duda el viejo proverbio que dice que cuando dos tigres combaten, uno saldrá herido, el otro muerto!

- Acepto el riesgo ¿y usted?

- Cuando usted quiera -respondió Matsunaga.

A la mañana siguiente, a las primeras luces del alba, los dos hombres se enfrentaron cara a cara en un campo aislado.

     El grabador se puso en guardia, de tal manera que no ofreció ninguna abertura.  Por el contrario, Matsunaga tomó una posición natural (shizen tai), con los brazos colgando a lo largo del cuerpo. ¿Se había vuelto loco? ¿Por qué se mantenía en una postura tan vulnerable?  La pregunta no esperó la respuesta . El artesano se preparó para pasar rápidamente al ataque.

   Lentamente, con precaución, avanzó hacia su adversario que no movió un dedo.  De pronto, en el mismo momento en el que iba a saltar, el grabador cayó hacia atrás, como empujado por una fuerza terrible.

       Matsunaga no había esbozado ni un solo gesto. Aún estaba ahí, con los brazos colgando. Sobre la frente del grabador surgieron gotas de sudor cuando levantó su cabeza que se había vuelto lívida e intentó ponerse de pie. ¿Qué le había sucedido? Le parecía haber sido derribado por la mirada insostenible que le había lanzado Matsunaga, mirada que lo había alcanzado hasta lo más profundo de sus entrañas. ¿Era posible?  El pobre artesano no salía de su asombro.  Pero no podía abandonar el combate, su honor esta en juego. Volvió a ponerse en guardia y avanzó. Apenas había dado algunos pasos se detuvo, incapaz de ir más lejos.  Fascinado por la mirada de Matsunaga se encontraba como preso en una trampa, como vaciado de su espíritu de lucha.

   No podía quitar los ojos de su adversario.  Intentando romper esta fascinación, el grabador lanzó un grito, un kiai con lo que le quedaba de energía... Sin efecto.  Los ojos de Matsunaga ni siquiera pestañearon. El artesano, desesperado, bajó su guardia y comenzó a retroceder.

- Ya es hora de que pase al ataque de otra manera que gritando -le dijo Matsunaga sonriendo.

- Es increíble. Esto me supera totalmente.  Yo que nunca he perdido un solo combate... ¡Pero que más da! Alguna vez tendría que ser. Más vale morir antes de perder el honor -murmuró el grabador antes de lanzarse a su ataque suicida.

Pero ni siquiera tuvo tiempo de ejecutar su movimiento.  Su impulso fue detenido en seco por un kiai de Matsunaga, un grito fantástico surgido de las profundidades del ser, de otro mundo.

  Gimiendo en el suelo, como paralizado, el artesano balbuceó varias veces las mismas palabras antes de que se le pudiera comprender:

-¡Abandono... me rindo... ! - Después giró penosamente la cabeza hacia su vencedor y declaró con lástima: - ¡Qué insensato he sido al provocarle!  Mi nivel es ridículo al lado del suyo.

- No lo creo -respondió Matsunaga-, estoy seguro de que usted tiene un excelente nivel. Creo que en otras condiciones yo habría sido vencido.

- No intente consolarme. He perdido todas mis fuerzas nada más que sintiendo como su mirada me traspasaba.

- Es posible -explicó Matsunaga-, pero creo que la razón es la siguiente: usted estaba decidido a ganar. Yo estaba totalmente determinado a morir si perdía. Esa es toda la diferencia entre nosotros.  Ayer, cuando entré en su tienda, estaba completamente absorto por mi melancolía, por mis disgustos con el jefe del clan.  Estas inquietudes desaparecieron cuando usted me provocó.  Me di cuenta de que no eran más que pequeños detalles sin importancia real.  Su desafío me ha vuelto a poner de cara a lo que realmente importa.



lunes, 7 de noviembre de 2016

GI - Judo olvidado: Ganseki-otoshi (caída de la roca)

  Ganseki-otoshi es el nombre de una técnica que pertenece al koryu jujutsu. Kyuzo mifune 10º dan explica esta técnica en su libro 'El Canon del Judo' (publicado por Kodansha International, 2004). Los puntos principales de la técnica son los siguientes.

  Tori y Uke se agarran los dos en pie. Tori estrangula a Uke con gyaku-juji-jime agarrando la parte superior de la solapa derecha del oponente de forma inversa con la mano derecha y la parte superior de su solapa izquierda con la mano izquierda también de forma inversa. Ataca sin cesar en esta postura con tal de estrangularle, y de forma instintiva él colocará su mano derecha en la parte inferior de tu codo izquierdo y su mano izquierda en la parte superior de tu codo derecho para poder evitar tu estrangulamiento. 

  En ese momento, tu cabeza debe pasar rápidamente por entre sus brazos y debes dejar de cruzar los tuyos. Baja tu cuerpo y avanza girándote a la izquierda, de forma que tu espalda toque el pecho de tu contrincante y tu zona lumbar toque la parte inferior de su abdomen. Levanta y estira la cintura para proyectar a tu oponente tirando de él. También puedes proyectar con la rodilla derecha en el tatami.

  Otro método efectivo es proyectar a tu oponente por encima del hombro, acercándole mucho la cintura como en koshiguruma mientras le estrangulas en lugar de pasar la cabeza entre sus brazos.

PUNTOS IMPORTANTES

· No hagas demasiada fuerza con la manos. Si lo haces, el oponente forcejeará para que le sueltes con tal de defenderse. Así que procura hacerlo sin fuerza.

· Cuando dejes de cruzar las manos, existe el peligro de que tu oponente ejecute Sasae-tsurikomi-ashi, así que es importante tomar la iniciativa con rapidez.

· Cuando tengas las manos cruzadas, si la izquierda está por encima de la derecha, deberás ejecutar la técnica girándote hacia la izquierda. Si está por debajo, deberás girarte hacia la derecha. 





sábado, 22 de octubre de 2016

TAI - Prevención de lesiones 10ª parte

Inspección sobre la seguridad del DOJO

􀂙 El suelo del DOJO debe contar con algún tipo de  dispositivo de amortiguación, un tatami con elasticidad, sin un suelo aplastado o vencido, eleva indefectiblemente la seguridad. Sin embargo, aún en los DOJOs precarios, esta situación puede ser resuelta parcialmente colocando debajo de los tatamis una colchoneta amortiguadora de impactos. Asimismo, para las prácticas de Nage-komi, si se toman algunas precauciones para amortiguar los impactos como, por ejemplo, disponiendo de colchonetas para Nage-komi, se podría contribuir a evitar aún más los riesgos.

􀂙 Las columnas, estructuras metálicas y los ángulos de las paredes sin protección deberán estar protegidos por algún tipo de colchoneta de protección. En el caso que el DOJO tenga un espacio reducido, puede resultar una solución la colocación de tatamis rojos para indicar una franja de protección.

􀂙 En los resquicios que se forman por el desplazamiento de los tatamis, se deben colocar algún amortiguante o dispositivos anti-deslizamiento.

􀂙 El tatami, si se deja sin limpiar la transpiración y los restos de sangre tiende a convertirse en un caldo de cultivo de microorganismos. A fin de evitar enfermedades infecto-contagiosas, se debe convertir en una rutina la limpieza con énfasis en una minuciosa desinfección.

􀂙 El DOJO requiere de un clima y un ambiente propicio para la formación. Sin embargo, resulta usual observar en algún rincón del DOJO aparatos de entrenamiento y judogis dejados en forma desordenada. El orden y la limpieza debe ser el primer paso para la gestión de la seguridad.

􀂙 Para acondicionar la infraestructura y las instalaciones, en muchos casos, resulta necesaria la asignación de un presupuesto. A pesar de ello, no se pueden dejar sin resolver los factores de riesgo. En aquellos casos en que la solución inmediata resulta difícil, se deben tomar recaudos tales como, dejar de guardia uno de los practicantes en aquellos lugares peligrosos o aprovechar a las personas que vienen a observar el entrenamiento para fijar los tatamis.


Fuente: "Instrucción segura del Judo - Cómo prevenir accidentes-" Editado por la Federación de Judo de Japón.


sábado, 8 de octubre de 2016

SHIN - Los dedos meñiques

  El difunto Sakujiro Yokoyama, renombrado exponente del Judo, al ser preguntado sobre el secreto de la esencia del Judo, tras profunda consideración dijo: “Creo que la esencia del Judo consiste en utilizar bien los meñiques y los dedos pequeños de los pies.” Esta declaración podrá parecer poco convincente, casi ridícula, pero es una aserción aguda que refleja sus altos conocimientos. Sus méritos solo podrán ser apreciados por aquellos que han tenido una larga experiencia práctica.

  Se puede entender o conocer la diferencia que representa la longitud de una palanca en el funcionamiento de una máquina. Una fracción de milímetro puede significar la diferencia entre la operación o la inacción. La longitud no solo afecta a la potencia de la palanca, sino que además, de su exactitud depende la sutileza del contacto y la dirección del movimiento, factores vitales para el funcionamiento rítmico y fácil de una máquina. La acción del mecanismo del propio cuerpo, aplicada al oponente, es gobernada por la misma dinámica. 

  Mediante el uso de los meñiques y los dedos pequeños de los pies, se alarga la palanca del cuerpo por pulgadas y se forma “la palanca” sobre la línea de aplicación longitudinal. Además, se podrá dar un toque sutil a la acción, ya que los dedos son más sensibles y diestros que cualquier otra parte del cuerpo. Los toques de la mano componente del artista o del músico producen el arte, entiéndase arte o música, no cantidad de pintura ni tamaño del instrumento. Lo mismo sucede en el Judo, no son el número de movimientos, la fuerza muscular o los conocimientos técnicos los que hacen de él un arte, sino la forma en que son aplicados o ejecutados.

  Igualmente ocurre en la vida, la profunda verdad filosófica o la sublime doctrina espiritual, tienen poco o ningún valor práctico sin los toques humanos que lubrican la maquinaria de la vida y la sociedad del hombre. Una pequeña palabra de aliento, un ligero acto de bondad, el suave roce de una mano benévola, la muda mirada comprensiva, todos ellos toques finales en el arte de la vida y la felicidad del hombre.

 Por otra parte, el uso mal intencionado de los “dedos meñiques” es perjudicial, realmente un toque final en el otro sentido, para el hombre o para la sociedad. Un comentario malicioso o un tono difamatorio en una palabra, es con frecuencia suficiente para dar lugar a un perjuicio, no fácil de aclarar, especialmente cuando se hace en confidencia.

  De este modo aprendemos, a través del Judo, el valor de los “dedos meñiques” y su aplicación, cuyo principio fundamental es aplicable a todas las actividades humanas. Las dificultades que presenta la obtención de la destreza o la coordinación requerida, es cuestión enteramente distinta a la ignorancia o falta de comprensión. La primera nos guiará si nos esforzamos por ascender por la senda del progreso, mientras que la segunda, nos mantendrá corriendo en un círculo vicioso, tal como lo hace actualmente el mundo en general.


 

sábado, 24 de septiembre de 2016

GI - Utsuri-goshi: cambio de cadera 移腰

  Utsuri-goshi y los tres puntos de 'mitsu no sen'.

  Siempre se ha dicho que tomar la iniciativa es la llave de la victoria en cualquier combate. Las oportunidades para ejecutar el 'mitsu no sen' en Judo son muchas, y para esto hay mucha variedad de técnicas.

Utsuri-goshi es una técnica que usa el 'go no sen'.

Tadao Otaki, 9º dan, explica 'mitsu no sen' en su libro 'Judo' (publicado por Sankaido, 1954):

"Hay tres métodos de tomar la iniciativa, 'sensen no sen', 'sen', y 'go no sen'. 

  En 'sensen no sen', cuando tu oponente inicia o está a punto de iniciar una técnica, percibe la energía de su movimiento y toma la iniciativa para ejecutar una técnica primero y contrólale.

  En 'sen', en el momento en que la intención de atacar de tu oponente se expresa mediante sus movimientos, toma la iniciativa para ejecutar una técnica primero y contrólale.

  En 'go no sen', tu oponente ejecuta una técnica primero, entonces toma ventaja de su cambio de postura y contrólale".






sábado, 20 de agosto de 2016

TAI - Prevención de lesiones 9ª parte

Entrenamiento mental

  Dentro de una de las causas de las lesiones y accidentes, se puede mencionar el estado mental o psicológico del competidor. Aunque un competidor se encuentre con un excelente estado físico, si se encuentra psicológicamente inestable, no podrá rendir al máximo de su capacidad. Sea cual fuere la situación, para poder rendir al máximo, un competidor no debe desconcentrarse o excitarse por su estado de ánimo. La inestabilidad en el estado psicológico puede llegar a causar lesiones o accidentes.

  Resulta importante señalarle objetivamente al competidor las situaciones en las que se desconcentra o se excita y enseñar a controlarse. Para ello, existen los métodos de relajación y aliento psicológico (psyching up).

  La relajación consiste en producir un cambio mental, desconectándose de las situaciones previas a la competición o el entrenamiento. Si un competidor está pensando en distintas cosas como por ejemplo el reto del profesor o las relaciones con otras personas desde el momento del calentamiento, no puede concentrarse en la competencia o el entrenamiento que está por iniciar. Allí, se necesita crear un estado de mente en blanco, desconectándose de los diversos factores que lo preocupan.

  El aliento psicológico (psyching up) permite elevar la concentración, el entusiasmo y una mentalidad positiva frente a la competencia o el entrenamiento. Debido a que esto se efectúa para elevar el espíritu en forma simultánea al trabajo físico para elevar las pulsaciones, se lo podría denominar también como “calentamiento psicológico”.

  O sea, se trata de preparar una condición física y mental para querer empezar rápido la competición o el entrenamiento o desplegar al máximo su potencial.

  Cuando en un torneo por equipos, los integrantes forman un círculo y se dan ánimo entre sí, es un ejemplo de aliento psicológico.

  Incorporando en el entrenamiento diario estos conceptos de relajación y aliento psicológico, se eleva también las probabilidades de reducir las lesiones y los accidentes.


Fuente: "Instrucción segura del Judo - Cómo prevenir accidentes-" Editado por la Federación de Judo de Japón.


sábado, 6 de agosto de 2016

SHIN - Los tres ladrones y las tres moscas

  Un pequeño hombre ya mayor cenaba solo en una mesa de un albergue aislado. Tres moscas revoloteaban continuamente alrededor de él, pero su calma era sorprendente. Tres hombres entraron en el albergue con malas intenciones. Inmediatamente, contemplaron con ansias las magníficas ropas que llevaba puestas el hombre solitario y se dispusieron a robarle.  Seguros de sí mismos, tres contra uno, se sentaron en la mesa de al lado y comenzaron a provocarle.  Este permaneció imperturbable, como si ni siquiera hubiese sentido la presencia de esos hombres. Lejos de desalentarse, éstos de burlaron de él cada vez más.

  De pronto, con tres gestos rápidos, el maestro atrapó las tres moscas que aleteaban a su alrededor con las manos. Después, tranquilamente, abrió las manos y soltó a las moscas totalmente indiferente a la conmoción que había causado en los tres ladrones. En efecto, no solamente se callaron de golpe, sino que presos del pánico huyeron a toda prisa.  Habían comprendido a tiempo que no podían atacar a un hombre de tan temible maestría. Más tarde supieron con escalofríos que ese hombre que tan hábilmente les había desalentado era un gran Maestro de Judo.


martes, 7 de junio de 2016

GI - Ippon seoi nage 本 背負投

  Hay constancia en Shikatsu Jizai Sekkotsu Ryoho Jujutsu Seirisho (Matsunosuke Inoguchi, publicado por Kaishin Shoro, 1896) de que «Seoi-nage-tori está considerada una técnica de Tenjin Shinyo-ryu

  La publicación Gekiken Jujutsu Shinan (Minoru Yoneoka, publicado por Tokyo Tosho Shuppan, 1897) contiene una colección de técnicas de cada estilo. El autor describe ippon-seoi-nage como una técnica para «cuando el oponente trata de sujetarle firmemente por la espalda. Sujete sus dos brazos, crúzelos, y cárgelo sobre su espalda para proyectarle.»

  El ippon-seoi-nage del koryu-jujutsu es el prototipo militar de esta técnica, pero debido a su desarrollo a través del randori del Kodokan Judo, hoy existe como una técnica muy diversa.




  

jueves, 26 de mayo de 2016

TAI - Taiso (ejercicios del cuerpo)

  El TAISO (preparación del cuerpo) es un deporte original japonés. A menudo se practica en un Dojo, llevando judogi, un kimono ligero o tan sólo ropa deportiva. Es un método moderno, construido a partir de los ejercicios tradicionales de preparación para el Judo. Su práctica ayuda a preparar bien el cuerpo, protegerse y a mejorar el propio potencial físico. Es ideal para las personas que les atrae el Judo, pero dudan de su capacidad para llevar a cabo una disciplina tan exigente físicamente.
 
   Originalmente el TAISO eran aquellas actividades físicas complementarias realizadas por los competidores de Judo como parte de su entrenamiento. Hoy en día esta disciplina interesa a un público más amplio, sin límite de edad, que busca una cultura orientada al ocio y el mantenimiento físico. Todos los ejercicios realizados durante el TAISO representan un suave acercamiento al Judo.
  
  El TAISO tiene como objetivos:
  • Fortalecer el sistema muscular.
  • Mejorar el control de las acciones.
  • Aumentar la flexibilidad.
  • Aprender a relajarse.



     

    sábado, 14 de mayo de 2016

    SHIN - La cueva de la sabiduría

     
      Hace mucho tiempo, en una época incierta, un joven experto en artes marciales se propuso el gran reto de encontrar la cueva de la sabiduría absoluta. Un día, tras meses de búsqueda, por fin encontró la entrada y, al disponerse a penetrar en su interior, vio la imagen de un feroz guerrero al fondo. Asustado, pensó: «Esta cueva está custodiada por ese fiero guerrero. ¡Debo marcharme!».

       Pero el joven guerrero no se rindió tan fácilmente, así que, al cabo de unas horas, decidió volver con la esperanza de no encontrar a nadie. Se aproximó sigilosamente y, justo cuando entró, ¡ahí estaba de nuevo su rival! ¡No se lo podía creer! ¡Qué duro era ese maldito guerrero!

      Y así pasaron los días con el mismo resultado. Por fin, un día comprendió que sería el último si no se enfrentaba a su rival. Tomó finalmente la decisión de penetrar en la cueva pasara lo que pasara. Se acercó con decisión, nada le importaba ya. Cuando llegó al lugar, se deslizó lentamente y, ¡pum!, ¡la misma figura frente a él! Estaba furioso y asustado. Nunca se había enfrentado a alguien así.

       Pero el joven guerrero tenía tantas ganas de lograr la sabiduría absoluta que decidió jugársela. Se armó de coraje, desenvainó su espada y corrió hasta llegar al fondo de la cueva y, sin pensarlo, arremetió contra el guerrero el cual también hizo lo mismo. Entonces fue cuando, como cuentan los viejos maestros, el guerrero atravesó un gran espejo situado al fondo de la cueva y su feroz rival desapareció para siempre.



    lunes, 25 de abril de 2016

    GI - Ouchi-gari 大内刈

      Esta técnica ya existía en la época en que el Judo Kodokan fue establecido, pero se cree que no se utilizaba en randori. Ouchi-gari fue desarrollada y refinada a comienzos de la era Taisho (alrededor de 1915) y llegó a demostrar el poder de las técnicas de randori, lo cual explica que fuera incluida en el Shin Gokyo no Waza.

     No está claro si existe tal técnica en los estilos Koryu, pero Uchi-kake se ha usado en la lucha sumo durante mucho tiempo, igual que Kawazu-gake, que es muy similar. La relación entre las técnicas de sumo y las técnicas de jujutsu es muy fuerte, lo cual indica la posible existencia de este técnica en jujutsu.

      Ouchi-gari se menciona en la que probablemente sea la copia más antigua de Kodokan Judo Kogi

     «Si Ouchi-gari corresponde a Osoto-gari, entonces Kouchi-gari corresponde a Kosoto-gari. En esta técnica, introduce tu pierna derecha o izquierda entre los muslos del oponente, de forma similar a Uchi-mata. Pero en lugar de tirar, como en Uchi-mata, o usar mucho tus manos, tu barres su muslo izquierdo con el interior de tu muslo derecho (o su muslo derecho con tu muslo izquierdo) barriendo desde atrás hacia el frente.»

      Más adelante esta técnica se desarrolló y cambió. Incluso ahora, variantes de esta técnica están siendo desarrolladas, y eso continua fomentando que muchos Judokas la tengan en cuenta. 

     


    lunes, 11 de abril de 2016

    TAI - Prevención de lesiones 8ª parte

    Entrenamiento de la zona del cuello

      Muchos competidores alcanzan buenos resultados incorporando el entrenamiento con aparatos de sobrecarga. Por otro lado, como causas de accidentes y lesiones se observan la insuficiente fuerza física del competidor, en especial la falta de fuerza en los músculos del cuello.

      Si bien se tiende a creer que el fortalecimiento de los músculos del cuello no se conecta directamente con una mejora en el rendimiento deportivo, pero, cumple un rol muy importante en la estabilización del eje corporal. Sino también, el fortalecimiento de los músculos del cuello es un aspecto indispensable desde el punto de vista de la seguridad para prevenir accidentes y lesiones.

     A. Zona posterior

      El compañero que aplica la carga debe prestar atención de que el cuello del ejecutor no doble demasiado hacia adelante. Por su parte, el ejecutor, debe tratar de hacer fuerza tanto al elevar como al bajar la cabeza.


    B. Zona lateral

      El compañero que aplica la carga empuja hacia abajo la parte lateral de la cabeza del ejecutor. Debe tratar de aplicar la fuerza en forma pareja extendiendo los codos.

    C. Zona anterior

      El compañero que aplica la carga presiona la frente del ejecutor con ambas manos desde atrás. Debido a que los músculos anteriores del cuello son especialmente débiles, se debe prestar atención de no aplicar la fuerza en exceso.


      Dado que los distintos ejercicios se realizan con un compañero, nunca se debe tomar en broma un ejercicio. Además, quien aplica la carga debe prestar mucha atención para que la misma no resulte excesiva.

      Al principio se debe realizar una serie de 20 repeticiones y una vez que se vaya acostumbrando, se debe ir incrementando la cantidad de series.

      Es importante continuar con paciencia este ejercicio por varios meses. En caso de realizar los ejercicios en forma individual, se puede optar por un método que utiliza una toalla como se muestra en la figura.



    Fuente: "Instrucción segura del Judo - Cómo prevenir accidentes-" Editado por la Federación de Judo de Japón.



    domingo, 27 de marzo de 2016

    SHIN - El verdadero poder


      En cierta ocasión, un viejo maestro de Ju-jutsu se vio amenazado de muerte por un bandido llamado Goemon.

    - Sé bueno —le dijo el maestro—, y ayúdame a cumplir mi último deseo. Corta una rama de ese árbol.

      Con un golpe de su espada, el bandido hizo lo que le pedía el maestro. 

    - ¿Y ahora, qué? —le preguntó a continuación.

    - Ponla de nuevo en su sitio —dijo el viejo maestro.

    El bandido soltó una carcajada: 

    - ¡Debes de estar loco si piensas que alguien puede hacer semejante cosa!

    - Al contrario —le dijo el maestro—. Eres tú el loco al pensar que eres poderoso porque puedes herir y destruir. Eso es cosa de niños. El poderoso es el que sabe crear y curar.


    miércoles, 16 de marzo de 2016

    GI - O-goshi 大腰

      O-goshi está registrada en el manual de la Tenjin Shinyo-ryu (escuela en la que estudió el maestro Kano) como 'Koshi-nage', y en el Shikatsu Jizai Sekkotsu Ryoho Jujutsu Seirisho como'iri-koshi-tori.'

    El maestro Kano y O-goshi

      La siguiente es una anécdota concerniente al maestro Kano y a O-goshi. El maestro Kano fue enviado a Europa por la casa imperial, y embarcó del puerto de Yokohama el 13 de septiembre de 1889, y después de observar la situación de la educación, regresó el 6 de enero de 1891. El siguiente evento, que ocurrió durante su viaje, está tomado de la explicación de O-goshi en Judo Kyohon (publicado por Sanseido, 1931) incluido todo a continuación:


    «Sucedió un día de Enero de 1890, yo estaba cruzando el mar de la India, de regreso a Japón desde Europa. Era un día pacífico pero de alguna manera acabé teniendo que luchar con un hombre ruso muy grande. Me envolvió son sus brazos alrededor de mi espalda e intentó lanzarme al suelo con violencia, pero esquivé y, viendo una oportunidad, lo lancé ampliamente usando la técnica de O-goshi. Consecuentemente, iba a golpearse la cabeza contra la cubierta del barco, así que sujeté su cabeza de manera que aterrizara primero con los pies. Los espectadores me alabaron, ya que no solo logré proyectar a un hombre muy grande sino que también fui capaz de protegerlo. Mi oponente se levantó y, con cara de asombro, pidió estrecharme la mano y nos dispersamos en buenos términos. Y esta es la historia de como lancé a un ruso a bordo de un barco.»


     

    domingo, 6 de marzo de 2016

    TAI - Prevención de lesiones 7ª parte

    ③ Fitness Training

    Calentamiento (warming-up) y enfriamiento (cooling-down)

      Debido a que el calentamiento cumple una función de gran importancia para la prevención de lesiones y accidentes, debe ser efectuado sin falta. Mediante el calentamiento se mejora la circulación sanguínea de todo el cuerpo, se eleva la temperatura corporal e intensifica la irrigación hacia los músculos y ligamentos. A su vez, al elevar la armonía entre los nervios y los músculos, prepara al cuerpo para reacciones instantáneas que permiten evitar lesiones.

      Asimismo, aún en el aspecto psicológico, eleva la concentración hacia el entrenamiento a iniciar y tiene también el efecto de prevención de accidentes. Teniendo en cuenta estos aspectos, en el trabajo de calentamiento resulta conveniente incorporar programas para elevar levemente el ritmo de la respiración, además de los ejercicios de preparación, elongación, etc.

      Hay una tendencia a no prestar tanta atención al enfriamiento como en el caso del calentamiento. Sin embargo, un enfriamiento insuficiente induce hacia una situación propensa a lesiones y accidentes, ya que acumula una fatiga crónica. Las fibras que se han contraído durante el entrenamiento deben ser lentamente estiradas hasta dejarlas en el estado previo a la iniciación del entrenamiento.

      Un enfriamiento adecuado permite reducir la concentración del ácido láctico producido durante el entrenamiento e incentiva la recuperación de la fatiga. Resultan adecuados los ejercicios de estiramientos estáticos que estiran los músculos suavemente.
      
    Elongación de la zona del cuello

     A. Zona lateral posterior
      Cuando se estiran los músculos del lado izquierdo del cuello, se dobla el cuello hacia la derecha tirando el brazo izquierdo con la mano derecha.



    B. Zona lateral
      Desde la posición inicial con el cuello volcado hacia uno de los lados, se estiran los músculos laterales del cuello, aplicando presión con la mano.



    C. Zona posterior
      Se dobla hacia adelante el cuello, entrelazando los dedos de las manos en la nuca. Se debe verificar que los músculos posteriores del cuello estén suficientemente estirados.



    D. Zona anterior
    Se empuja hacia atrás el mentón con ambas manos. Se debe estirar los músculos anteriores del cuello, empujando en distintos ángulos.



      Cuando se realizan las distintas elongaciones, se debe proceder verificando que se estén estirando suficientemente los músculos, sin detener la respiración. El primer estiramiento se debe efectuar entre 5 y 10 segundos y los siguientes entre 10 y 20 segundos.


    Fuente: "Instrucción segura del Judo - Cómo prevenir accidentes-" Editado por la Federación de Judo de Japón.